La era de los robot intuitivos

El CSAIL, laboratorio del MIT, dirigido por la científica rumana, se originó en 2003, cuando se unieron los laboratorios de informática e inteligencia artificial, formando así el laboratorio de investigación interdepartamental más grande del MIT. Rus coordina el trabajo de 110 profesores y las investigaciones de 750 alumnos en campos como biología computacional, interacción máquina-humano, inteligencia artificial, machine learning o criptografía y seguridad. Los objetivos del laboratorio dirigido por Rus son conseguir que sus investigaciones tengan un impacto importante en el cuidado de la salud, la educación o el transporte. Para ello Rus cree que los robots deben ser mucho más “fiables, robustos e intuitivos”. Esta última capacidad, la intuición, es clave en la consiguración de las máquinas con las que conviviremos en los próximos años: se trata de que los robots sean capaces -como hacemos los humanos- de tomar decisiones correctas sin disponer de toda la información, basándose en datos anteriores y las rutinas más habituales. Algo que será imprescindible, por ejemplo, para los coches de conducción autónoma. El otro gran reto que debe afrontar la robótica, según Rus, es la versatilidad: en lugar de tener un robot para cada acción, cree que será posible construir una suerte de células robóticas que puedan adaptar sus formas y funciones a las necesidades de cada momento.

Os dejo este vídeo para que os hagáis una idea de lo que está por venir.

 

Curso avanzado: bipedismo. Nuestros primeros pasos

Nunca mejor dicho, comenzamos con nuestros primeros pasos respecto al robot bípedo casero de 4 DOF (4 motores). La verdad es que está siendo muy divertido el hecho de conseguir que el robot dé sus primeros pasos sin caerse.

 

Los pasos a seguir con 4 DOF son:

  • Mover ambos tobillos: el de la pierna de apoyo hacia el exterior y el de la pierna que se levanta también hacia el exterior. El objetivo es que el robot quede equilibrado en una única cadera.
  • Se equilibra el tobillo que no está apoyado en el suelo hasta conseguir euq el pie quede paralelo al suelo.
  • En este momento ya podemos girar las caderas, lo que nos permitirá dar un paso hacia adelante.

Curso avanzado: Animatrónica. Comenzamos la construcción

En la animatrónica tenemos 3 fases técnicas de creación: el elemento mecánico, el eléctrico y el de control.

  • La mecánica se encarga de crear la estructura, y además, los movimientos que le corresponden.
  • La electrónica dota de energía el animatrónic y define los elementos de entrada y el comportamiento de los de salida.
  • El control otorga los comandos necesarios que se deben usar para poder manejar el personaje en la vida real.

La verdad es que la construcción de un busto animatrónico desde cero es un reto muy interesante. Ya nos estamos dando cuenta que requiere bastante precisión y paciencia; pero no importa, porque lo estamos disfrutando.

Aquí os dejamos unas fotos de muestra.

 

 

 

Curso avanzado: bipedismo

Un robot bípedo es aquel cuyo sistema de locomoción está basado en dos piernas. En cuanto al concepto de bipedismo, existen dos tipos de robot bípedos:

  • Robot Bípedo Dinámico: Robot cuyo sistema de locomoción está basado en dos piernas y que es capaz de andar sin necesidad de interrumpir su avance.
  • Robot Bípedo Estático: Robot cuyo sistema de locomoción está basado en dos piernas y que debe interrumpir su avance al andar para garantizar el equilibrio.

Intentaremos hacer un robot bípedo lo más dinámico posible.

Por otro lado existe el concepto de DOF (grados de libertad). El concepto se refiere al movimiento en un espacio tridimensional, es decir, la capacidad de moverse hacia delante/atrás, arriba/abajo, izquierda/derecha (traslación en tres ejes perpendiculares), combinados con la rotación sobre tres ejes perpendiculares. El movimiento a lo largo de cada uno de los ejes es independiente de los otros, y cada uno es independiente de la rotación sobre cualquiera de los ejes, el movimiento de hecho tiene seis grados de libertad.

En esta ocasión vamos a trabajar con 2 bípedos:

  • Bípedo de 4 DOF
  • Bipedo de 6 DOF

Siempre con la idea de mostrar las diferencias entre el movimiento de ambos bípedos.

Hemos empezado construyendo el bípedo de 4 DOF desde cero.

Comenzamos con el curso avanzado

Este año vamos a comenzar con 2 cursos paralelos en los que nuestros alumnos han elegido entre animatrónica y bipedismo.

El grupo de bipedismo va a llevar a cabo la construcción de 2 bípedos, un primer bípedo con caderas y tobillos, y un segundo bípedo con caderas, rodillas y  tobillos. El objetivo será conseguir que los robots se desplacen y se relacionen con el entorno gracias a sensores.

 El grupo de animatrónica realizará un busto animatrónico sobre arduino y con interfaz app inventor. Ya han comenzado con su creación desde cero, puesto que no se utilizará ningún kit comercial.

¡Vamos a por ello!

Animatrónica para nuestra fuente inteligente

La animatrónica es la técnica que, mediante el uso de mecanismos robóticos o electrónicos, simula el aspecto y comportamiento de los seres vivos empleando marionetas u otros muñecos mecánicos. Se caracterizan por tener un aspecto físico antropomórfico. Son creados para ser programados y controlados remotamente, reproducir sonido y recrear movimientos ya sean sencillos o de gran complejidad. La sofisticación de estos robots depende del uso o servicio que vayan a cumplir, ya que por ejemplo, se puede recrear únicamente el lomo de un oso o crear todo el animal completo.

En este caso presentamos la animatrónica que ha sido creada para la fuente inteligente. Eva y África nos la presentan en el siguiente vídeo.

 

El trabajo de est@s chic@s, como siempre, un reto ilusionante en el que ponen toda su creatividad. ¡Buen trabajo!

Leyes de la robótica… en la Unión Europea

Las tres leyes de la robótica son un conjunto de normas elaboradas por el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov, que la mayoría de los robots de sus novelas y cuentos están diseñados para cumplir. En ese universo, las leyes son “formulaciones matemáticas impresas en los senderos positrónicos del cerebro” de los robots (líneas de código del programaque regula el cumplimiento de las leyes guardado en la memoria principal del mismo). Aparecidas por primera vez en el relato «Círculo vicioso» (Runaround, 1942), establecen lo siguiente:

  1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe hacer o realizar las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley

Resultado de imagen de leyes de la robotica europeas

Tres leyes que ahora se han visto aumentadas o mejoradas por la Unión Europea. El Parlamento ha decidido regular nuestro futuro y para ello propone seis leyes que normalicen la convivencia con los robots. Todavía no son definitivas, ya que está normativa tiene que pasar por el filtro de la Comisión Europea, pero su principal objetivo es reducir el impacto que supondrán la implantación en la sociedad de estas máquinas, ya que uno de los mayores efectos será la pérdida de trabajo.

Resultado de imagen de leyes de la robotica europeas

1. Los robots deberán tener un interruptor de emergencia

Lo primero que tenemos que controlar es cualquier situación que se pueda dar de peligro. La evolución que están teniendo estas máquinas hace que la Inteligencia Artificial pueda aprender debido al entrenamiento, por lo que cualquier situación de peligro que se pueda producir debe ser evitada con un interruptor de emergencia.

2. Los robots no podrán hacer daño a los seres humanos

Obviamente, está fundamentada en la principal Ley de Asimov y completa la primera propuesta por la Unión Europea. La robótica siempre tiene que ser pensada para ayudar y proteger a los humanos, por lo que no se permitirá la creación de máquinas cuyos fines sean destruir o dañar a las personas.

3. No podrán generarse relaciones emocionales con los robots

¿Habéis visto “El hombre bicentenario”? En ella, un robot interpretado por Robin Williams permanece colaborando con la misma familia durante décadas, dando como resultado estrechas relaciones personales entre las máquinas y las personas. Si no la habéis visto no seré yo quien os haga spoiler, pero estos vínculos emocionales son la trama central de todo el film. Pues bien, la Unión Europea considera que esto no debe ser así, por lo que prohibirá crear cualquier relación emocional con los robots. El objetivo de esta norma es recordar a los humanos que las inteligencias artificiales no son capaces de sentir amor por nosotros, por lo que nosotros no debemos actuar diferente.

Leyes de los robots.

4. Los que sean más grandes deberán tener un seguro obligatorio

No todas las máquinas serán iguales ni tendrán las mismas características. Tampoco podrán realizar todos las mismas actividades. Es evidente que algunos de ellos tendrán más riesgo de causar ciertos daños materiales que otros robots.

Por ello, la Unión Europea obligará a los dueños de los robots de mayor tamaño, que son considerados los que más riesgo tienen de provocar daños en el entorno, la contratación de un seguro obligatorio como podría suceder con los autos. Así, cualquier desperfecto podrá ser arreglado sin complicaciones.

5. Derechos y obligaciones para los robots

¿Cómo serán llamados ante las administraciones públicas? Parece que “Personas electrónicas” es el nombre escogido para su clasificación legal. Siempre que se utilice la palabra “persona” implica que existirán una serie de derechos que de otra manera ni se pensarían. El debate se encuentra en cuáles serán sus derechos u obligaciones, pero según todo lo que estamos viendo, serán los robots los que asumirán las consecuencias de sus actos junto a sus propietarios o creadores.

6. Tendrán la obligación de pagar impuestos

Principalmente, se utilizarán para reducir el impacto de los robots en el empleo humano. Su entrada en el mercado laboral obligará a muchas empresas a despedir a sus empleados, ya que los robots realizarán el mismo trabajo a un precio menor. Por ello, el Parlamento Europeo considera necesario que las máquinas tributen en la seguridad social, para poder subvencionar las ayudas que se darán a estas personas que han sido despedidas.

Resultado de imagen de leyes de la robotica europeas

Es seguro que en un futuro se hará uso de estas leyes y que; además, se verán enriquecidas por nuevas leyes. La ciencia ficción se va haciendo realidad…

Circuitería de la fuente inteligente

Los elementos que hemos usado como parte de la circuitería de la fuente inteligente han sido:

  • Placa Arduino. Arduino nos ofrece diferentes placas acorde a nuestras necesidades. Si en algo se diferencia Arduino de otras plataformas de desarrollo, es la multitud de placas con distintas prestaciones que ofrecen al mercado. Dependiendo de las necesidades del desarrollador se optarán por placas diferentes que poseen atributos variables de memoria, capacidad, cantidad de puertos I/O, microcontrolador entre otros. En el caso de la fuente inteligente hemos utilizado una placa arduino mega debido a la cantidad de pines que hemos necesitado.

Resultado de imagen de arduino mega

  • Bombas de agua para poder impulsar los chorros del agua de la fuente. En este caso hemos optado por una minibomba de agua de origen chino para abaratar costes. En la salida de las minibombas de agua hemos incorporado unas “pajitas” de zumo para que el chorro de agua salga con mayor fuerza.
  • Transistores. Los transistores son los semiconductores, que puede comportarse como conductor o aislante, que se pueden en un circuito eléctrico, integrados también en el grupo de elementos electrónicos. Puede ampliar el poder la energía que reciba, además de crear perturbaciones en ella, modificar el camino que pueden llevar los electrones y puede convertir a la corriente alterna, en la que su magnitud varía constantemente, en corriente continua, la cual no cambia su ruta en todo el trayecto. El transistor, entre sus múltiples funciones, permite al usuario utilizar un interruptor controlado por voltaje y éste es precisamente el uso que le hemos dado, ya que las bombas necesitan mayor voltaje que el usado para alimentar la placa de Arduino. Tiene 3 patas, el emisor, el colector y la base. El tipo de transistor que hemos utilizado es el NPN.

bipolar npn transistor configuration

 

  • LEDs RGB para control de iluminación. Un LED RGB es en realidad tres LEDs en una bombilla. La carcasa contiene diferentes LEDs de color rojo, azul y verde que comparten un cátodo común, o polo negativo. El brillo de cada color se determina por su tensión de entrada. Mediante la combinación de los tres colores en diferentes cantidades, puedes convertir el LED de cualquier color que desees.

 

Resultado de imagen de led rgb

Estos LEDs los tuvimos que impermeabilizar para evitar el contacto de los LEDs con el agua. La impermeabilización se hizo con film transparente de cocina.

  • Cableado. En este caso, básicamente, utilizamos cables que tuvimos que soldar para que legasen desde los elementos del circuito a la placa Arduino.

 

Dejo un vídeo donde Santi nos explica el tema de la circuitería, transistores, etc. Disfrutadlo.

La revista “Rivas al Día” nos hace un artículo

El vecino Javier Sahuquillo (47 años), ingeniero superior en informática y apasionado de la robótica, comenzó a trasladar a sus hijos su afición por la programación y la tecnología, impartiéndoles clases particulares. Poco a poco se fue corriendo la voz, y se sumaron otros chavales que también querían aprender a construir robots. Cuando el grupo ya era lo bastante numeroso, Javier echó mano de sus amigos Ángel Rojo, Carlos Ortiz y Antonio Vázquez para dar respuesta a la creciente demanda juvenil. Los cuatro adultos que bordean la cincuentena recondujeron así su hobby hacia la docencia, y desde 2011 imparten clases a dos grupos de siete chicos y chicas de entre 9 y 15 años los viernes por la tarde en la Casa de Asociaciones. Con lista de espera.

Así nació la Asociación Robótica de Rivas, creada de manera formal en 2016.

DSC_1916

Sus miembros, Javier, Ángel, Carlos y Antonio, se han formado y trabajan en el ámbito de las ingenierías, y dedican su tiempo libre a compartir su afición enseñando desde un enfoque lúdico e independiente. Las clases se dividen entre el grupo de iniciación, para menores de entre 9 y 11 años, y avanzado de 12 a 15. “Con los pequeños somos tres profesores porque cada niño es un mundo y tiene un ciclo de aprendizaje que puede ser más rápido o más lento, por lo que hay que estar más pendiente. Las clases son muy libres, no tienen que estar sentados todo el rato siguiendo al profesor, y se orientan a la evolución de su aprendizaje”, explica Javier.

 

DSC_1948

El objetivo, “que pasen un buen rato haciendo algo que les gusta, que aprendan y se lleven conceptos que adquieren sin darse cuenta”. “Lo importante es que sean capaces de hacer cosas por sí mismos, que digan ‘este robot lo he hecho yo’. Eso les ayuda mucho”, añade.

La robótica bebe de diversas disciplinas como la informática, la electrónica, la mecánica o la inteligencia artificial y, según anota Javier, en clase se explican estas nociones desde sencillos ejemplos. “Primero les enseñamos a programar con un lenguaje de cuarta generación como es Scracht, que les permite realizar creaciones básicas pero muy aparentes. Con esa base, podemos programar comportamientos en los robots”, detalla.

DSC_1956

El siguiente paso tiene que ver con la mecánica, un aspecto que estos docentes aficionados enseñan con el kit educativo Lego WeDo. “Aprovechamos para explicarles conceptos muy básicos de mecánica como el engranaje, la palanca o el puente de levas. Así ya tendríamos dos pilares, programación y mecánica. Nos faltaría la electricidad”, avanza Javier. Para ello, comienzan viajando a los orígenes del descubrimiento de esta energía y relatan la historia de Frankenstein en su versión cinematográfica de James Whale (1931), en la que el personaje vuelve a la vida con descargas eléctricas [elemento que no figura en la novela original de Mary Shelley].

“Luego hacemos circuitos muy básicos, como encender o apagar luces LED o emitir sonidos. Con componentes muy básicos y muy baratos del mercado chino, ellos realizan sus propios circuitos y luego, gracias a la programación y a herramientas abiertas como Arduino, programan el comportamiento de los mismos”.

Uno de los ejemplos con los que ilustra Javier esta fase del aprendizaje es el encendido de luces cuando el circuito cuenta con un sensor que detecta la oscuridad. “Después aplicamos intelgencia a todo eso. Una vez que tenemos las tres patas ya podemos crear robots más complejos”, asegura.

 

DSC_1952

La motivación que pone el alumnado en sus diseños les valió, en 2016, su puesto en la final del Desafío STEM, de la Fundación Telefónica, compitiendo con colegios, institutos y organismos públicos y privados de todo el país.

“Echaron horas y quedábamos en casa fuera del horario de clase. Fue muy motivador para ellos quedar entre los diez primeros”, recuerda Javier.

Durante el curso que finalizan este mes, el grupo veterano trabaja en una fuente inteligente. “La controlamos desde el móvil para que siga una coreografía con música y efectos de luz, agua y sonido”, describe. “Además le estamos añadiendo un escenario de mecatrónica, con un dios Neptuno que abre los ojos y mueve los párpados”, detalla. Con el grupo de iniciación dise- ñan un sencillo robot casero con motores y sensores.

FUTURO DE LA ROBÓTICA

La consultora de investigación tecnoló- gica Gartner asegura que en 2020 hablaremos más con robots que con nuestras propias parejas, una aseveración que no extraña a Javier. “La robótica la aplican todas las grandes empresas. Por ejemplo Google, que tiene elementos robóticos para hacer el reconocimiento de voz con el móvil. Aplican técnicas de inteligencia artificial para esas tareas. Hoy hay un montón de aplicaciones que hacen uso de ello”, apunta. “Eso es algo que forma parte de nuestro mundo y en unos años vamos a tener muchas conversaciones con elementos robóticos y ni nos vamos a enterar”, apostilla.

Todo ello favorecido por el bajo coste de las piezas, algo que, a juicio de Javier, ha “universalizado” y “democratizado” el acceso a la robótica. “El mercado chino se convirtió hace años en el gran fabricante, y bajó los precios. También están las tecnologías ‘open’ [abiertas], que no pertenecen a ninguna empresa ni corporación, lo que significa que tú como particular puedes formar parte de esa comunidad, aportar y además hacer uso de ellas”.

Fuente: http://www.rivasciudad.es/portal/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/0_21456_1.pdf

Es el momento de hacer que nuestros niños sean más inteligentes que la inteligencia artificial

Interesante artículo sobre los sistemas de enseñanza y evaluación de nuestros hijos.

Una vez al año, medio millón de estudiantes japoneses realizan el examen de acceso a la universidad, ocho pruebas tipo test. Menos del 3% lo harán suficientemente bien como para hacer la segunda parte, un examen escrito diseñado especialmente para el acceso a la Universidad de Tokio (Todai), la más prestigiosa de Japón. Noriko Arai, de 54 años, directora del Centro de Investigación para el Conocimiento en la Comunidad del Instituto Nacional de Informática y del Todai Robot Project, está trabajando en un robot que pueda aprobar todos estos exámenes para aprender las posibilidades y las limitaciones de la inteligencia artificial.

Noriko Arai durante su charla TED en Vancouver.

En 2013, tras dos años de Proyecto, el robot Todai sacó una nota suficientemente buena para ser admitido en 472 de 581 universidades privadas. En 2016, su nota estuvo entre el 20% de las mejores en los exámenes tipo test, y en entre el 1% de los mejores en uno de los dos exámenes de matemáticas. Además, fue capaz de escribir una redacción sobre el comercio marítimo del siglo XVII mejor que la mayoría de los estudiantes. “Tomó información del libro de texto y de Wikipedia y la combinó sin entender ni pizca”, explicó Arai durante su reciente charla TED en Vancouver. “Ni Watson, ni Siri, ni Todai Robot pueden leer. La inteligencia artificial no puede entender, solo hace como que entiende”.

Más que contenta por su robot, Arai quedó alarmada por los resultados. “¿Cómo es posible que esta máquina no inteligente lo hiciera mejor que nuestros niños?”, se preguntaba. Preocupada por el futuro laboral de las nuevas generaciones, realizó un experimento con estudiantes y descubrió que un tercio de ellos fallaron preguntas sencillas porque no leen bien, un problema que, piensa, existe en todo el mundo. “Nosotros, los humanos, podemos comprender el significado de las cosas, algo que no puede hacer la inteligencia artificial. Pero la mayoría de los estudiantes reciben conocimiento sin comprender el significado, y eso no es conocimiento, es memorización, y la inteligencia artificial puede hacer lo mismo. Debemos crear un nuevo sistema educativo”.

Pregunta: ¿Por qué decidió una matemática como usted meterse en el mundo de los robots?

Respuesta: La inteligencia artificial consiste en intentar escribir el pensamiento en lenguaje matemático. No hay otra forma para que la inteligencia artificial sea inteligente. Como matemática creo que el pensamiento no puede escribirse en el lenguaje matemático. Descartes dijo lo mismo. Mi primera impresión fue que la inteligencia artificial es imposible. Utiliza probabilidad y estadística sumada a la lógica. En el siglo XX se usaba solo la lógica, y por supuesto que no todo puede ser escrito con lógica, como los sentimientos, por ejemplo. Ahora están usando estadística, imitando el pasado para ver cómo actuar cuando encontremos cosas nuevas.

P. No le gusta cuando la gente dice que la inteligencia artificial podría conquistar el mundo…

R. Estoy harta de esa imagen, por eso decidí crear un robot muy inteligente, utilizando lo último en investigación para ver sus limitaciones. Watson de IBM y Google Car, por ejemplo, tienden a mostrar solo las cosas buenas. Nosotros queremos mostrarlo todo. También lo que no es capaz de hacer.

P. Al intentar mejorar la inteligencia artificial, usted vio que había que mejorar la educación.

R. Sabía que mi robot era ininteligente, cargado de conocimientos que no sabe cómo usar correctamente porque no entiende el significado. Quedé estupefacta al ver que este robot que no es inteligente escribió una redacción mejor que la mayoría de los estudiantes. Así que decidí investigar lo que estaba ocurriendo en el mundo humano. Estaría más contenta si hubiera descubierto que la inteligencia artificial adelantó a los estudiantes porque es mejor en memorizar y computar, pero ese no era el caso. El robot no comprende el significado, pero tampoco la mayoría de los estudiantes.

P. ¿Cree usted que el problema es que dependemos tanto de Siri y Google para resolver nuestras dudas que por eso no procesamos la información bien?

R. Estamos analizando el porqué. Algo que podemos ver es que antes todo el mundo leía el periódico, incluso la gente pobre. Pero ahora la mayoría de las parejas jóvenes no leen el diario porque lo tienen en su teléfono. No compran libros porque la mayoría de las historias están en blogs. No tienen calendario o hasta reloj en casa porque lo tienen en el teléfono. Los niños se crían sin números ni letras en su ambiente. Y también tienden a tener conversaciones en mensajes de texto muy cortos. Tienen menos oportunidades de leer, creo.

P. Parte del proyecto Todai es ver qué tipo de trabajos la inteligencia artificial podría quitarle a los humanos.

R. En Japón, antes, todo el mundo era clase media, no había gente muy rica, ni gente muy pobre. Pero cuando la inteligencia artificial llega a una sociedad se lleva muchos trabajos, incluidos los puestos de banqueros o analistas. Quienes pierden su trabajo por culpa de la inteligencia artificial puede que no encuentren otro en mucho tiempo. Quizás haya trabajos como corregir los errores cometidos por la inteligencia artificial, trabajos muy duros y más insignificantes que nunca, como en Tiempos Modernos de Chaplin. Alguien con talento, creativo, inteligente, determinado, bueno en la lectura y la escritura, tendrá más oportunidades que nunca porque incluso si nació en un pueblo, mientras tenga acceso a Internet dispondrá de mucha información para aprender gratuitamente y llegar a hacerse millonario. Es mucho más fácil comenzar un negocio que en el siglo XX. Pero alguien que no tiene ese tipo de inteligencia, probablemente se quede atrapado entre las multitudes. Lo que pasa es que todos tienen derecho a voto, y, en ese sentido, somos todos iguales. Si cada vez hay más y más gente que se siente atrapada y solo la gente inteligente gana dinero, y los utiliza para ganar más dinero, pensarán mal de la sociedad, odiarán a la sociedad, y las consecuencias las sufriremos todos, en todo el mundo.

P. ¿Cuál piensa que es la solución?

R. Ahora es el momento de hacer que nuestros niños sean más inteligentes que la inteligencia artificial. He inaugurado el Instituto de Investigación de la Ciencia para la Educación este mes para investigar cuántos estudiantes tienen malos hábitos de lectura y escritura, y por qué, y ver cómo podemos ayudarles a modificar esos hábitos para que puedan adelantar al robot usando su poderío humano. Me gustaría que estuviéramos como en Japón de los años setenta, cuando todo el mundo era de clase media, todos nos ayudábamos y no necesitábamos más dinero del que somos capaces de gastar en nuestra vida. Todo el mundo debería estar bien educado, saber leer y escribir, pero no solo el significado literal. Todos deberíamos aprendemos con profundidad, leer con profundidad para poder mantener nuestro trabajo.

 

Fuente: El país