Robot casero: parte 3

Hemos seguido afinando los diseños.

Veamos cómo ha quedado el de Alex

Para mover las ruedas del robot hemos utilizado servomotores de rotación continua y van a ser fijados al chasis con cinta adhesiva por ambas caras.

Revisemos cómo nos queda esa fijación:

Cuando hemos comprobado el tamaño de los motores nos hemos dado cuenta que, al ser más altos de lo esperado, las ruedas que habíamos preparado no son válidas…. No importa, hemos vuelto a construir nuevas ruedas de un diámetro mayor acordes a la altura y tamaño del motor.

Y ahora nos queda pasar las pruebas de calidad con el objetivo de comprobar si la fijación de los motores es lo suficientemente estable. Para ello nos vamos a hacer un pequeño programa en scratch que haga girar los dos servomotores del siguiente modo:
– En la misma dirección.
– Cada motor en una dirección

El control de calidad será objeto de la siguiente capítulo…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.